Las asignaturas pendientes

POR CARLOS JARAMILLO VELA

 

El presente año 2015 que apenas comienza impone desde ahora un análisis de conciencia público y privado, así como la necesidad de que se operen acciones importantes para reorientar el rumbo de la vida nacional.

 

El 2014 demostró con crudeza cómo la delincuencia organizada, y peor aún la colusión de algunos personajes públicos -del PRD- con ella, sigue siendo un lastre para México. El caso más sonado y despreciable, sin duda fue el de Ayotzinapa, cuyo actor principal, el alcalde de Iguala, Guerrero, ordenó a agentes de la policía municipal bajo su mando la detención ilegal –secuestro- de 43 estudiantes normalistas, quienes como consecuencia de la privación de su libertad fueron entregados a sicarios para su ejecución.

 

La significativa caída -50 por ciento- del precio del petróleo es otro factor que hizo a nuestro país cerrar el año con alarma financiera para el sector público, pues una considerable parte de los recursos presupuestales del gobierno federal y los estados federados depende de los ingresos que México obtiene por las exportaciones de este hidrocarburo.

 

La seguridad y la economía siguen siendo dos de los principales rubros en los que las acciones gubernamentales deben centrarse. El fenómeno delictivo de alto impacto aún no desaparece de la geografía nacional y continúa generando mayores problemas en entidades como Guerrero y Michoacán. Las advertencias del gobierno estadounidense a sus connacionales para persuadirlos de viajar con extrema precaución -o de plano no viajar- a algunos estados de México, es un factor adicional que se suma al escenario que hoy enfrentamos, pues tales declaraciones desalientan el turismo y la inversión, repercutiendo en menores niveles de dinamismo económico, así como en el menoscabo a la creación de empleos y la captación de ingresos fiscales.

 

Por lo que concierne al deterioro social y económico que los delitos graves causan, es obvio decir que este rubro ha convertido en un asunto de prioridad nacional el objetivo consistente en lograr que las estadísticas de asaltos, extorsiones, secuestros y ejecuciones bajen, pues la armonía de la comunidad y la tranquilidad pública son condiciones indispensables tanto para la convivencia pacífica de los ciudadanos como para el desarrollo de las actividades productivas.

 

Independientemente de la buena imagen lograda por México mediante los más comentados éxitos del gobierno del Presidente Enrique Peña Nieto, entre los que pueden destacarse las grandes reformas estructurales, así como los ambiciosos proyectos en materia de gasto social e infraestructura desplegados durante sus primeros dos años de ejercicio, el panorama del 2015 no es sencillo. Tanto el Poder Ejecutivo Federal como los gobiernos de las entidades federativas deberán implementar acciones orientadas a la priorización y optimización del uso de los recursos financieros. La apuestas deberán ser -como hasta ahora lo ha venido haciendo la administración del Gobernador César Duarte, en Chihuahua,- por los renglones de seguridad, salud, educación, combate a la pobreza, y aliento a la inversión nacional o extranjera. Chihuahua ha sido reconocido a nivel nacional por la innovación y los avances obtenidos a través de las políticas públicas instrumentadas en los ámbitos educativo, de salud, turístico y de seguridad y justicia; además en 2013 fue el estado que mayor crecimiento económico registró en el país.

 

La pobreza, el desempleo, la inseguridad, las bajas percepciones salariales y la insuficiente captación fiscal aún siguen figurando entre las grandes asignaturas pendientes en México. El año 2015 plantea a los gobiernos de los tres niveles el imperativo de aumentar su disciplina, creatividad y esfuerzo en la generación de las respuestas que nos permitan continuar transitando, como sociedad y como nación, hacia el modelo de país al que los mexicanos aspiramos.  

Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.  

Síguenos en: facebook twitter
Videograbacioines