“TELCEL Y SUS PROMOCIONES”

Carlos González Fernández                 “Muchos pensamientos… un solo equipo”             abril 2016/02

“DESDE CUALQUIER ÁNGULO EN EL ENTORNO” en relación a los servicios promocionales de esa empresa 2 Carlos: Slim / Salinas, que se encargan en las promocionales de engañarnos, muchas veces debido a la falta de capacitación de sus promotores, cuyas ofertas pocas ocasiones son coincidentes con quienes atienden las ventanillas que también se equivocan,  uno tendría que condescender a las condiciones de los seres humanos, porque todos nos ‘resbalamos’,  pero que reiteren sus errores y no paguen por ellos, no se vale, más cuando cubrimos ‘religiosamente’ estar conectados, sea en plan o en renta bajo contrato de letras chiquitas (como todos los servicios financieros); entro en materia: resulta y resalta que soy uno más de los cientos de miles de usuarios de este servicio que en honor a la verdad cumple con las expectativas del mercado promedio, aunque muy lejano todavía de las atenciones y beneficios gringos, por ejemplo. Cinco ocasiones fui interpretado por ‘agentes´ promotores de esos que se encargan de hablar a quien, meses antes de que se finiquite el tiempo contrato del plan a 18 ó  24 meses que  ‘cautivan’ por no decir, secuestran, queda expuesto bajo sus absolutas condicionantes, el caso es que, las cinco veces fui engañado porque en todas ellas, al acudir a ventanilla, después de permanecer en fila por largo tiempo, ficha en mano, me ‘batearan’ sin misericordia porque ni remotamente era como lo habían ofertado en cuatro anteriores. Tal problema recurrente no es privativo sólo de mi persona, pues sé de varios amigos y parientes que les han jugado la misma ‘broma’ y al presentar un ‘dizque folio’ para que respeten un seudo financiamiento en la adquisición de un aparato más moderno por el que trae uno con 20 meses de uso, huelga señalar que, en las cuatro ocasiones en las que fui ‘abusado’ de mi ingenuidad, acudí a una quinta cuando en la segunda  cita era para que los mandara estrictamente a la ignorancia.

Empero, parecidos engaños se presentan en las ventanillas, salvo muy honrosas excepciones (l@s que cobran en caja son más o menos atent@s), Acudí por mi cuenta, pues, en una quinta oferta para cambiar una de mis líneas, la que ya estaba cumplido su contrato; adquirí el modelo que me ofrecían con un financiamiento adecuado a mis recursos. Sorpresivamente el varón que atendía la ventanilla, junto con el nuevo ‘aparatejo’, me dio una envoltura donde guardan los ‘ships’ y me dijo: “qué suertudo, este ‘ship’ y puso con la pluma de tinta indeleble un número 614, es una promoción en la que solamente pagando diez pesos se puede tener acceso  a todas las llamadas ilimitadas e igualmente  whatsapp y mensajes desde este día 9 de abril y hasta el 9 de mayo, posteriormente tendrá que comprar ficha…” Así que, ni tardo ni perezoso, me fui directamente a caja y  pagué los diez pesillos; hice la primera conexión que al terminar me indicaba una voz femenina: “se está procesando su llamada, al terminar marque *264 para registrar sus datos; tal y cual, obediente, procedí de acuerdo a las indicaciones. Cual sería mi ‘sopor’ que la segunda llamada fue imposible realizarla, así que al volverme a comunicar al *264  me indicaron que ese número no tenía saldo… Días después, cuando mis ocupaciones me lo permitieron, regresé a las oficinas de Glandorf  para aclarar los hechos. Lógicamente, después de tomar mi ficha y de respetar  mi turno en fila, me atendieron en ventanilla y al exponer la situación susodicha, una dama me corroboró que no había ninguna promoción de esa naturaleza. Ah, pero ahí estaba, precisamente entregando los turnos a los usuarios,  el varón que me hubo engañado y al reclamarle  me dijo que no sabía  (debo comentar que, en los mismos tiempos que a mí, dió a una persona mujer otro ‘ship’  promocional con el mismo encargo). Un simple “Usted perdone, pero así me lo indicaron cuando le dí el ‘ship’…”

Esto, más que un engaño, es un fraude; me pregunto: ¿A cuántos habrán hecho lo mismo? Los contadores pregonan que igual es un centavo que diez pesos que mil millones, el fraude, es fraude aquí y en las dos Chinas: comunista y/o capitalista.                                           Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.

Síguenos en: facebook twitter
Videograbacioines