EMITE SECRETARÍA DE SALUD

RECOMENDACIONES CONTRA LAS “DIETAS MILAGRO”

 

La Secretaría de Salud del Estado hace un llamado a la población chihuahuense para evitar las “dietas milagro” que prometen una rápida pérdida de peso sin realizar algún esfuerzo, no obstante, las consecuencias de someterse a este tipo de regímenes alimenticios pueden ser perjudiciales tanto para la salud física como psicológica.

 

La nutrióloga, Alejandra Flores, del Programa de Salud del Adulto y Adulto Mayor de la Jurisdicción Sanitaria I, comentó que estas dietas no responden a ningún fundamento nutricional, por el contrario, están basadas en creencias populares y por ende son peligrosas para el bienestar físico y emocional.

 

Estas dietas contienen un escaso consumo de energía, pues aconsejan la baja ingesta de alimentos o la combinación de los mismos de manera equivocada, produciendo alteraciones en el metabolismo, deficiencia de vitamina y  de minerales.

 

También, pueden desencadenar efectos psicológicos negativos como confusión y depresión, además de generar trastornos de la conducta alimentaria entre los que se encuentra la anorexia o bulimia. 

 

Invariablemente las "dietas milagro" traerán como consecuencia problemas de sobrepeso por el efecto “rebote”, pues al terminar un período de baja ingesta, el cuerpo tiene a ingerir más de lo que necesita lo que provoca una mayor recuperación del peso perdido.

 

Al comer una cantidad de energía inferior a la necesaria, el metabolismo se  vuelve más lento para gastar menos y crear reservas, además al abandonar este régimen se consume por ansiedad y necesidad más alimentos, lo que genera un aumento de peso, en forma de grasa corporal. 

 

Una alimentación desbalanceada  puede ocasionar efectos adversos como cansancio, dolor de cabeza, insomnio, cabello quebradizo, uñas débiles, piel apagada, nerviosismo, mal humor, además, si la dieta se mantiene durante un periodo más largo de tiempo, los problemas pueden ser mayores y genera envejecimiento prematuro, anemia, desarreglos hormonales, mal funcionamiento de los riñones, etc.

 

Por lo anterior la Secretaría de Salud recomienda acudir con un experto en nutrición para que elabore una dieta personalizada y adecuada a las necesidades de cada persona, además de incluir por lo menos 30 minutos diarios de ejercicio.

EXHORTA SECRETARÍA DE SALUD

 A PREVENIR INFECCIONES RESPIRATORIAS

 EN ESTE REGRESO A CLASES

Leer más:PREVENIR ENFERMEDADES RESPIRATORIAS

EMITE SECRETARÍA DE SALUD

RECOMENDACIONES PARA EVITAR CÓLICOS EN BEBÉS

 

El dolor abdominal o cólico intestinal

es un padecimiento frecuente

en los bebés menores de cuatro meses de edad,

situación por la que

la Secretaría de Salud de Gobierno del Estado

hace  recomendaciones

para evitar que se presente esta afección.

Leer más:COMO EVITAR CÓLICOS EN BEBÉS

RECOMENDACIONES DE SALUD PARA LA PIEL

RECOMIENDA SECRETARÍA DE SALUD

PROTEGER LA PIEL EN TEMPORADA INVERNAL

 El frío baja la humedad relativa del aire

y seca considerablemente la piel

Leer más:RECOMENDACIONES DE SALUD PARA LA PIEL

EMITE SECRETARÍA DE SALUD

RECOMENDACIONES PARA LA PAROTIDITIS

(Paperas)

 

Puede confundirse

con inflamación de los ganglios linfáticos 

La Secretaría de Salud de Gobierno del Estado

informa que durante la temporada invernal

se incrementa el riesgo de padecer parotiditis,

conocida como "paperas",

un padecimiento que se observa principalmente

en infantes y que requiere de cuidados especiales.

 

 

 

 

Leer más:RECOMENDACIONES PARA LA PAROTIDITIS (Paperas)

IMSS ALERTA QUE LA BRONQUIOLITIS EN NIÑOS

AUMENTA EN ESTA TEMPORADA INVERNAL

Es más común en bebes y niños menores de cinco años

El Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), exhorta a los padres de familia a que extremen cuidados en sus hijos, para que en caso de presentarse algún síntoma inusual acudan a su médico de inmediato, ya que pueden llegar a presentar bronquiolitis.

Esta es una enfermedad común del tracto respiratorio, provocada por una infección que afecta las diminutas vías respiratorias, denominadas “bronquiolos”, que llevan a los pulmones; a medida que estas vías respiratorias se inflaman, se hinchan y se llenan de mucosidad, resulta difícil respirar.

El coordinador auxiliar de Salud Pública de la Delegación Estatal, doctor Ismael Rodríguez Chávez, informó que la bronquiolitis afecta más a bebés y niños pequeños, ya que sus vías respiratorias se bloquean con mayor facilidad que las de los niños de más edad o los adultos; y suele darse en los dos primeros años de vida.

Señaló que los niños que han padecido bronquiolitis tienen más probabilidades de desarrollar asma en una etapa posterior de la vida; e indicó que suele ser provocada por una infección viral. “Las infecciones causadas por este virus son responsables de más de la mitad de todos los casos de bronquiolitis y ocurren sobre todo en el invierno y principios de la primavera”, resaltó.

Comentó que los síntomas de esta enfermedad son muy similares a los de un resfriado común, como lo son: la congestión, moqueo de nariz, tos y fiebre leve por uno o dos días, después se agrava la tos y aparecen silbidos agudos al exhalar.

Sin embargo, señaló que cuando se hacen más severos viene la respiración poco profunda, rápida frecuencia cardíaca, acelerado hundimiento del cuello y tórax con cada respiración, ensanchamiento de las fosas nasales, irritabilidad con dificultad para dormir y señales de fatiga.

Además, detalló el especialista del Seguro Social, el niño puede mostrar falta de apetito y quizá vomite después de toser; con menor frecuencia los bebés pequeños, en especial los prematuros, pueden presentar episodios en los que dejan de respirar por poco tiempo (lo que se denomina “apnea”) antes de desarrollar otros síntomas.

En los casos graves, dijo, los síntomas pueden empeorar con rapidez, un niño con bronquiolitis grave puede cansarse por el trabajo de respirar y tener poca entrada y salida de aire en los pulmones debido al taponamiento de las pequeñas vías respiratorias, la piel puede tornarse azulada (lo que se conoce como “cianosis”), lo cual es muy notorio en los labios y las uñas. El niño también puede quedar deshidratado por el esfuerzo que realiza para respirar, por los vómitos y porque come menos.

Rodríguez Chávez comentó que la mejor manera de prevenir la bronquiolitis es lavarse las manos con frecuencia; también puede ser útil mantener a los bebés alejados de aquellos que están resfriados o tienen tos; los bebés que están expuestos al humo del cigarrillo tienen más probabilidades de contraer una bronquiolitis severa, por lo tanto, es importante evitar exponer a los niños al humo del cigarrillo.

Finalmente, recomendó a los padres de familia tener el adecuado cuidado hacia sus hijos, y en caso de que alguno presente dificultar para respirar, tos, o cualquier otro síntoma, hay que llevarlo de inmediato a su médico familiar para que reciba el tratamiento apropiado.

--oo0oo--

 PREVENCIÓN

DURANTE LA ÉPOCA DE CALOR

Los alimentos se deben consumir

en el menor tiempo posible

y evitar guardarlos

por periodos prolongados. 

Leer más: PREVENCIÓN DURANTE LA ÉPOCA DE CALOR

DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO DE LA DESNUTRICIÓN: SEGURO POPULAR

 

Personal médico del Seguro Popular, comentaron que el diagnostico y tratamiento de la desnutrición leve, moderada y severa, puede ocurrir si usted no consume suficiente alimento. La inanición es una forma de desnutrición, las personas pueden llegar a padecer desnutrición si le falta una sola vitamina en la dieta.

Leer más:DIAGNOSTICO Y TRATAMIENTO DE LA DESNUTRICIÓN: SEGURO POPULAR

 

 

 ¿Qué es la diabetes?  

La Diabetes Mellitus (DM) es un grupo de enfermedades metabólicas que se caracteriza por el aumento de los niveles de glucosa en la sangre debida a la poca o nula producción de insulina a nivel del páncreas.

 

Esta enfermedad afecta  múltiples órganos y/o sistemas, principalmente los ojos, riñones, piel, corazón y sistema nervioso, por lo que las  complicaciones también son múltiples, ejemplo de ellas son la retinopatía, insuficiencia renal,  

 hipertensión arterial, además de ser la causa más importante de amputación de miembros inferiores, de origen no traumático. 

 

En las personas no diabéticas los niveles de glucosa en la sangre se mantienen dentro de límites normales muy estrechos, entre 80 y 120 mg/dl, esta estabilidad de la glucemia se debe a la existencia de un mecanismo regulador extraordinariamente fino y sensible. Cuando una persona no diabética ingiere alimentos, los azúcares que éstos contienen se absorben desde el intestino y pasan a la sangre, tendiendo a elevar los niveles séricos de glucosa. Tal tendencia a la elevación es inmediatamente detectada por las células productoras de insulina que responden con una secreción rápida de esta hormona.

 

En una persona con diabetes, la producción de la insulina está tan disminuida que se altera todo el mecanismo regulador: las elevaciones de la glucosa sanguínea no son seguidas por un aumento suficiente de la insulina, la glucosa no puede penetrar en las células y su cantidad continúa elevándose, el organismo reacciona implementando acciones que alteran el funcionamiento natural de los órganos, presentando anomalías que se clasifican como los síntomas principales de esta enfermedad.

 

¿Cuáles son los síntomas?

 

La personas que padecen esta patología presentan una emisión excesiva de orina (poliuria), aumento anormal de la necesidad de comer (polifagia), incremento de la sed (polidipsia), y pérdida de peso sin razón aparente, en algunos casos pueden presentarse prurito, visión borrosa, cansancio, debilidad, piel seca y heridas que sanan lentamente. 

 

¿Qué tipos de Diabetes Mellitus existen?

 

Fundamentalmente se conocen 3 tipos de diabetes: DIABETES  TIPO 1, DIABETES TIPO 2 y la DIABETES GESTACIONAL. 

  • DIABETES TIPO 1.- Cuando no existe producción de insulina ya que hay destrucción de las células que producen la insulina en el páncreas. Antiguamente se le conocía como Diabetes Insulino-dependiente. 
 
  • DIABETES TIPO 2.- Cuando hay resistencia a la insulina y déficit en su secreción por parte del páncreas,  generalmente son personas mayores de 30 años, tienen exceso de peso, su sintomatología no es muy pronunciada  y el inicio de su enfermedad es de forma insidiosa. Antiguamente se le conocía como Diabetes No Insulino-dependiente. 
 
  • DIABETES GESTACIONAL.- Es la que se descubre  durante el embarazo, y su diagnóstico es importante para evitar complicaciones maternas o del recién nacido. Este tipo de diabetes supone un riesgo para  la mujer, ya que puede desarrollar la enfermedad una vez que ha terminado su embarazo.  
 

¿Cómo se hace el diagnóstico de una persona con diabetes?

 

La Organización Mundial de la Salud (OMS) estableció los siguientes criterios para establecer con precisión el diagnóstico:

  • Síntomas clásicos de la enfermedad (poliuria, polidipsia, polifagia y Pérdida de peso), y/o algún factor de riesgo asociado (antecedentes familiares, obesidad, uso de corticoides, endocrinopatías, etc) más una toma sanguínea casual o al azar con cifras mayores o iguales de 200mg/dl.
  • Medición de glucosa en plasma (glucemia) en ayunas mayor o igual a 126mg/dl.  ( "Ayuno" se define como no haber ingerido alimentos/agua en al menos 8 horas). En ayunas de 10 a 12 horas, las glicemias normales son < 100 mg/dl.

 

  
  • Prueba de tolerancia a la glucosa oral (curva de tolerancia a la glucosa), en la que la medición en plasma se hace dos horas posteriores a la ingesta de 75g de glucosa en 375 ml de agua, la prueba es positiva con cifras mayores o iguales a 200 mg/dl. En un test de sobrecarga oral a la glucosa (75 g), las glicemias normales son: Basal < 100, a los 30, 60 y 90 minutos < 200 y los 120 minutos post sobrecarga < 140 mg/dl. 
       

 ¿Cuál es el tratamiento?

 

Tanto en la diabetes tipo 1 como en la tipo 2, como en la gestacional, el objetivo del tratamiento es restaurar los niveles glucémicos normales. En la diabetes tipo 1 y en la diabetes gestacional se aplica un tratamiento sustitutivo de insulina o análogos de la insulina. En la diabetes tipo 2 puede aplicarse un tratamiento sustitutivo de insulina o análogos, o bien, un tratamiento con antidiabéticos orales. 

 

Los principales factores ambientales que incrementan el riesgo de diabetes tipo 2 son la ingesta excesiva de alimentos y una forma de vida sedentaria, con el consiguiente sobrepeso y obesidad. Una pérdida de peso mínima, incluso de 4 kg, con frecuencia mejora la hiperglucemia. En la prevención de la enfermedad, una pérdida similar reduce hasta en un 60% el riesgo. 

Un tratamiento completo de la diabetes debe incluir no solo una dieta sana y ejercicio físico moderado y habitual, sino también un control médico constante. Asimismo conviene eliminar otros factores de riesgo cuando aparecen al mismo tiempo, como la hipercolesterolemia. 

 

La "nutrición balanceada" es un elemento indispensable para el tratamiento de la diabetes mellitus. Un buen régimen alimentario se caracteriza por ser individual. Para ello se debe tener en cuenta la edad, el sexo, el peso, la estatura, el grado de actividad física, clima en que habita, el momento biológico que se vive (por ejemplo una mujer en embarazo, un recién nacido, un niño en crecimiento, un adulto o un anciano), así como también la presencia de alteraciones en el nivel de colesterol, triglicéridos o hipertensión arterial.  

 

Por tratarse de un padecimiento incurable, los diabéticos deben de recibir tratamiento durante toda su vida, esto determina que una gran parte de ellos con el transcurso del tiempo manifiesten una baja adherencia al tratamiento, lo que conduce a un deficiente control metabólico de la enfermedad. Sólo una pequeña fracción de los afectados acude regularmente a los servicios de salud y de estos entre el 25 y el 40% tienen un control metabólico de la enfermedad. 

 

Tomar conciencia del problema que supone la diabetes, el vertiginoso aumento por doquier de las tasas de morbilidad y de la forma de evitar la enfermedad,  es la mejor arma que tenemos para mantener nuestra salud en óptimas condiciones,  un pueblo sano es un pueblo próspero y felíz. 

                                                                                                                                                                                                                                               ME MARGARITA ALEJO ALVAREZ.    

 

 

 

  

DIABETES MELLITUS: Nueva entidad crónica en la epidemiología nacional.

Por ME MARGARITA ALEJO ALVAREZ.

 

  La transición epidemiológica del país se caracteriza por el predominio de las enfermedades no transmisibles, en 1993 la Encuesta Nacional de Enfermedades Crónicas (ENEC), estimó una prevalencia de diabetes de 8.2% en la población mexicana de 20 a 69 años, en la actualidad, según información obtenida de la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición 2012 (ENSANUT 2012), la prevalencia es del 9.1%, situación que  epidemiológicamente es preocupante, debido a que la mortalidad por diabetes ha mostrado un incremento sostenido durante las últimas décadas, ocupando el tercer lugar dentro de la mortalidad general.  

Fuente: Datos de Encuestas Nacionales (ENSA 2000, ENSANUT  2006 Y ENSANUT 2012)

La Diabetes Mellitus se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre que afecta a diferentes órganos y tejidos, debido a la poca o nula producción de insulina a nivel del páncreas, afecta  múltiples órganos y/o sistemas: ojos, riñones, piel, corazón, sistema nervioso, y  es la causa más importante de amputación de miembros inferiores de origen no traumático, así como de otras complicaciones como retinopatía e insuficiencia renal. 

 

Esta enfermedad no se cura, sólo se puede controlar, por lo que requiere que la persona afectada y sus familiares realicen un esfuerzo por apegarse al tratamiento, el cual no siempre es a base de medicamentos sino a un cambio de estilo de vida: evitar el sobrepeso y obesidad al ingerir una dieta sana y balanceada, así como evitar la vida sedentaria mediante el ejercicio físico moderado y habitual.

 

La Diabetes Mellitus es una alteración de la salud que se ha convertido en un problema de interés social, ya que afecta a la sociedad misma de manera directa o indirectamente.  Al inicio de la enfermedad, la persona ve afectado su estilo de vida familiar, social y económico, y si no mantiene adherencia al tratamiento, la calidad de vida se irá deteriorando poco a poco,  modificando, por consecuencia, la dinámica familiar al aumentar los costos económicos asociados al tratamiento y sus complicaciones, los cuales representan una grave carga para la familia y para los servicios de salud.   

  

 En México los costos de la enfermedad son de 330 y 100 millones de dólares anuales, además se estima que un niño de 7 años que desarrolle la diabetes deberá afrontar un costo de 52 000 dólares hasta los 40 años como consecuencia de la enfermedad, la presencia de complicaciones incrementa el costo a más de 3 veces del tratamiento de los pacientes.

 A fin de enfrentarse a tan grave problema, la Secretaría de Salud estableció un abordaje integral, de carácter sistémico, que oriente al control de las causas del problema y que aborde los aspectos sustantivos para el control metabólico de la enfermedad. 

Estrategia de salud en la que se fortalece la prevención primaria, teniendo como base el control de los factores de riesgo como la obesidad, inactividad física y el exceso de consumo de grasas de origen animal principalmente, está demostrado que si se controlan estos factores, la diabetes puede prevenirse o en su defecto retardar su aparición. 

 

Para el control de la enfermedad se aborda la modalidad, en la que el paciente participe en el autocontrol y monitoreo de su enfermedad, así como en grupos de ayuda mutua con la participación de las personas que lo rodean, como son sus familiares, quienes los ayudaran a controlar la enfermedad y evitar o retardar las complicaciones, incapacidad y muerte. 

 

La educación de la población es el componente fundamental de la campaña de prevención, para tal propósito, la intervención de los medios masivos de comunicación es indispensable, los mensajes deben ser claros, concisos y prácticos, deben estar dirigidos a toda la población, desde los niños y niñas hasta los adultos mayores. 

 

La campaña de educación al público debe hacer énfasis en que los estilos de vida que ayudan a prevenir la diabetes también son útiles para prevenir otras enfermedades, de tal forma que una población sana constituya una sociedad sana, activa y productiva con una mejor calidad de vida. 

 

Marzo, 2013

Síguenos en: facebook twitter
Videograbacioines